lunes, 22 de agosto de 2016

Sin fronteras (un corredor en tierra de nadie)

Un corredor de fondo que tiene buena cara no es un corredor de fondo

Un verano más me sumerjo en la lectura del premio Desnivel de literatura de montaña, en esta ocasión con la novela Sin fronteras de Vicente García Campo, premiada en la edición 2015. Cada año me ha ido defraudando un poco más este premio y las novelas galardonadas. La calidad literaria deja mucho que desear y los temas (ya sé que son de literatura de montaña, pero ya no es sólo eso) comienzan a ser muy repetitivos. En definitiva, que he dado por zanjada mi costumbre de leer el premio Desnivel aprovechando mis vacaciones veraniegas por algún camping del mundo.

En esta ocasión la historia se centra en Martín, un corredor de carreras de montaña con un talento innato para correr lo que le lleva a ser uno de los mejores en el panorama nacional del trail de montaña y poder vivir de los patrocinios de una marca deportiva. Reservado, solitario y autosuficiente, vive en su furgoneta, desplazándose de cordillera en cordillera para entrenar y aislarse del mundanal ruido.

Hasta aquí todo normal a lo esperado en este tipo de literatura de montaña. Pero la cosa se tuerce, a mi manera de entender, cuando entran en juego los amores de dos chicas por Martín, la primera una bohemia pintora llamada Beth que está de retiro en un pueblo aislado entre montañas para completar su obra para una exposición. Y por otra parte Mónica, una compañera de carreras hija, a su vez, del responsable de la marca deportiva que patrocina a Martín. Aquí ya entramos en la noveleta romántica y folletinesca que acaba por terminar con mi interés por la novela. 

En la trama también se introduce un cuarto elemento, Jan. Corredor de montaña con menos talento que Martín pero con una imperiosa necesidad de ganar carreras y dinero, lo que lo llevará a intentar batir a Martín por todos los medios posibles, legales o ilegales.

Hasta aquí resumida la trama de este nuevo premio Desnivel de literatura de montaña 2015 que ya se ha desviado mucho de lo que me gustaba de esta literatura (¿dónde queda aquél Huida al Tibet de Urtaran?), aunque reconozco la gran labor que la editorial hace por la literatura y los jóvenes autores que intentan abrirse camino en este mundo.

La peor situación de un corredor es encontrarse en tierra de nadie.


miércoles, 6 de julio de 2016

La ley del menor

Ella adivinó que estaba a punto de decirle que la aventura ya había empezado y no soportó oírlo. No le hacía falta. Lo veía.

De nuevo el gran narrador inglés hace acto de presencia en la escena literaria mundial con una cálida novela intimista y muy personal. Una vez más Ian Mcewan consigue crear una atmósfera que te atrapa y envuelve con una historia singular. En este caso se trata de una novela seria y cercana al lector, donde parece que el autor te susurra la historia.

El argumento nos cuenta la aparentemente apacible vida de una juez, Fiona Maye, encargada de los casos en los que están implicados menores y esposa de un reputado profesor universitario. De pronto ve como su mundo se tambalea cuando su marido le pide permiso para tener una joven amante alumna suya. En plena crisis matrimonial debe resolver un caso en el que un menor, Adam, testigo de Jehová gravemente enfermo e ingresado en un hospital londinense, no obtiene el permiso de sus padres para realizarle una transfusión de sangre que con toda probabilidad le salvará la vida.

Antes de tomar tan difícil decisión va a entrevistarse con el chico y es entonces cuando el autor despliega todas sus grandes dotes narrativas para reflejar con todo detalle lo que siente la juez, sus dramas personales, su disciplina profesional y el cariño que comienza a sentir por un chico excepcionalmente lúcido y maduro para su edad. Aquí entra en juego el conflicto moral entre seguir las reglas al pie de la letra o proceder según dicta la razón. De esta manera el autor reflexiona sobre el rígido código penal británico y las contradicciones que puede acarrear.

No es ni mucho menos una novela provocadora a la que nos tenía acostumbrado el Mcewan de hace años. Poco a pocose ha ido relajando y centrándose en temas más mundanos alejado de escándalos, pero no por ello menos interesante, pues siempre nos hace pensar en la dualidad efímera del bien y el mal. 



Su beso era el beso de Judas, su beso traicionó mi nombre. 
La balada de Adam Henry

viernes, 13 de mayo de 2016

Tras la pista del mítico Cabo Norte


Viajes y motos, motos y viajes. Otra vez la temática literaria que últimamente me apasiona casi hasta la obsesión. Y en este caso para embarcarnos en un viaje mítico y anelado por cualquier motero que se precie y que no tenga aversión a pasar algo de frío,...visitar el punto más septentrional de Europa al que se puede llegar por carretera: Cabo Norte o Nordkapp en el idioma noruego original del lugar. "Tras la pista del mítico Cabo Norte" está escrito por un viajero en moto habitual y experimentado. De nombre José Pedro Rollizo, alias Keko, embarca para este sueño de viaje a tres compañeros, José, Javi y Ana. Juntos inician una aventura que les llevará en 21 días a atravesar media Europa hasta llegar a Cabo Norte.

Los protagonistas
En el libro José Pedro nos va narrando las jornadas que se van sucediendo, incidiendo en los lugares emblemáticos que visitar, monumentos, plazas, calles y los precios de comidas, hoteles, campings,... Aunque del libro me gusta sobre todo porque no es sólo una sucesión de datos sin más, sino que lo que el autor experimenta y lo que intuye que experimentan sus compañeros de viaje, también lo narra en el libro, con lo que nos permite hacernos idea de que el viaje no es coger la moto sin más, sino que la dureza física y psicológica de recorrer tantos kilómetros forma parte inseparable de esta aventura. Y sin olvidar la convivencia, que tantos días y tantas horas puede llegar a convertirse en una pesadilla. Hay que tomar decisiones que afectan a los cuatro y no siempre se está de acuerdo en todo. A la dureza del viaje se añade, por lo tanto, la dureza y la dificultad de la convivencia, lo que narra perfectamente el autor en la sucesión de páginas que componen el libro.

El autor

Paisajes de leyenda en los fiordos










Sin embargo en ocasiones esa descripción tal vez demasiado exhaustiva de las relaciones personales y de lo que el propio autor piensa le quita ritmo a la narración y enlentece el desarrollo de la misma. Tienes la sensación de que quieres que pasen más cosas del viaje. 

Por otro lado llama la atención la cantidad de errores tipográficos y ortográficos, algo que se puede perdonar en una primera edición pero que no deja de molestar. En el aspecto audiovisual, a mi me parece que queda pobre, pues solo se incluye una foto por cada capítulo, y encima en blanco y negro sin mucha calidad, lo que hace que te quedes con ganas de más.

Lo que no puede negársele al libro bajo ningún concepto es que una vez lo acabas y lo cierras, en tu cabeza ya se ha introducido el bichito de Cabo Norte. Y ahí permanecerá alojado hasta que pueda salir y convertirse en una realidad.

lunes, 18 de abril de 2016

EL REGALO

".-Si hoy fuera tu último día, ¿qué estarías haciendo?"
".-Aquí, sin duda, aquí- le contesté"


"El regalo", la tercera novela del escritor Eloy Moreno, es una novela de relaciones humanas, de despertar, de historias reales y gente extraordinaria. Su literatura se basa en esas historias que él sale a buscar a la calle y que la mayoría de las veces encuentra por casualidad. 

La educación, esa gran olvidada, es uno de los temas que se trata en esta novela y ocupa un lugar destacado. En el colegio de la Isla -donde se desarrolla parte de la novela- los niños tienen una educación diferente a la que habitualmente conocemos, por ejemplo los primeros auxilios son una asignatura fundamental, como lo es la asignatura de Finanzas..."-¿Te has dado cuenta de que todos querían preguntar, de que todos levantaban la mano?" Todo eso se pierde cuando crecemos, conforme nos hacemos "adultos" nos va invadiendo la vergüenza. Un niño no tiene vergüenza a decir la pregunta más absurda, o más interesante, les da igual, ellos solo quieren expresarse, no les importa nada lo que digan los demás. Es la edad quien trae ese sentimiento de ridículo. Me he dado cuenta de que cuanto más adulta me hago más aprendo de los niños..." (pág. 264)

La crítica social es otro tema muy presente en este libro. Ahora que lo periódicos están cada vez más alejados del sentir popular, la literatura está cogiendo el relevo de la crítica social..."La vida está llena de personas valientes: la primera mujer que decidió divorciarse de su marido porque no lo aguantaba; la primera persona negra que se atrevió a ir en un autobús solo para blancos; los primeros padres que, en un pueblo pequeño, decidieron no bautizar a su hijo a pesar de todos los comentarios absurdos que tendrían que soportar,... Personas valientes, pioneros, que nos han hecho la vida más fácil a los demás, a los cómodos, a todos esos que..." (pág. 95)

Todos vivimos la misma vida, muy estandarizada, marcada. Para Eloy Moreno, la vida de hoy en día es muy parecida para todas las personas. Hasta lo que se creen diferentes, resulta que no lo son tanto. Nadie se atreve a hacer cosas nuevas y, parece, que los pocos que hay viven en la Isla de su novela, un paraje que podría estar en cualquier lugar del mundo, pero que el autor no menciona su ubicación..."Tras acabar la carrera y probar en pequeños empleos temporales, por fin encuentras uno en el que el sueldo no está mal y te ofrece una estabilidad. Durante ese tiempo lo que jamás se te pasa por la cabeza es generar tú mismo tu propio empleo, intentar dedicarte a lo que realmente te gusta, darle una oportunidad a lo que te hace feliz" (pág. 163)


El autor no ha puesto nombre a ningún lugar ni a ninguna persona. "Ha sido todo un reto. A veces, los nombres despistan, baste fijarse en las novelas nórdicas con esos nombres tan complicados, es mejor describirlos por lo que hacen", nos descubre Eloy Moreno. También revela que no tiene ningún autor de cabecera y que lee por igual ciencia ficción que historia o novela negra.

"El regalo" ha sido calificada como novela negra, y aunque no lo es en mi opinión, sí tiene algunos de sus elementos: suspense, policías corruptos, robos, etc. Es una novela que al principio descoloca y al final, también; todo está muy unido y cuando termina la novela todas las piezas del rompecabezas encajan. Agrega el propio autor: "lo que a mí me gusta hacer es que el lector piense. Me gusta jugar con él, pero nunca engañarle". Y al menos en mi caso particular, lo ha conseguido.

Una novela que me ha dejado fascinado, que hace pensar al lector y consigue que reflexiones sobe muchas cuestiones de la vida que damos como ciertas por venir "preestablecidas" desde siempre. Que invita a arriesgar, a salir de esa zona de confort en la que todos nos sentimos seguros... "Pero no es culpa tuya. Desde pequeños se encargan de quitarnos la libertad, de ir marcando nuestro camino. Empiezan ya por el colegio, con una educación totalmente obsoleta, una educación en la que tratan a todos los niños por igual, sin distinción, en la que lo único que les interesa es que los niños acumulen conocimientos que olvidarán a los pocos días, en lugar de dedicarse a desarrollar la imaginación de cada uno. Un sistema educativo en el que el profesor habla mucho y escucha poco. Un sistema educativo que ha olvidado que nadie aprende a nadar con clases teóricas.
Un sistema educativo heredado de cuando tenían que preparar a la gente para ser trabajadores de grandes fábricas. Por eso, si te fijas, el colegio no es más que el ensayo de lo que después será una jornada laboral. Si eres capaz de doblegar a un niño para que esté sentado sus ochos horas al día -con media hora de descanso-, conseguirás a un adulto preparado para estar ocho horas trabajando -con media hora de descanso-. Nos preparan desde pequeños para ser carne de multinacional.
Saben que si nos hacen trabajar ocho, nueve, diez horas al día, cuando lleguemos a casa ya no nos quedarán fuerzas para perseguir nuestros sueños. Saben que cuando lleguemos a casa no tendremos fuerzas ni para cocinar -y así venderán más productos preparados-, ni para leer un libro -y así nos engancharán a una televisión cuya misión final no es entretener, sino que compremos productos -, ni para contarles un miserable cuento a nuestros hijos... en lugar de eso los colocaremos junto a nosotros, en el sofá, frente a la tele... para que, de mayores, sean también carne de empresa.
Y claro, en esa carrera de la rata, nadie se pondrá a pensar que si todas esas horas diarias que dedicamos a trabajar para otros los hiciéramos para nosotros mismos, seguramente casi todos podríamos vivir perfectamente de nuestros sueños" (pág. 433)

Es por tanto, este libro, un regalo para el lector, un regalo para aquellos que creen que la vida no es una fotocopia del vecino, del amigo, del compañero de trabajo. La vida tiene que ser algo más y hay que comenzar por vivirla, justo como lo hace este autor que no deja de sorprender, y que no se parece a ningún otro, ni tan siquiera se parece a alguno de sus personajes.


"El regalo" fue mi regalo, 1.200 gracias...

sábado, 5 de marzo de 2016

El enamorado de la Osa Mayor

En el espacio abierto del camino fronterizo, los "caravinagres" nos podían perseguir y coser a tiros con gran facilidad

Cuando un libro viene precedido de una historia vital sorprendente, nada común y que se sale de los cánones habituales de los simples mortales, aparece en muchos lectores, entre los que me incluyo, una tendencia a leer esa novela que no es fruto de la ficción sino de la realidad con una atracción especial, casi mágica. Este hecho ejerce un extraño magnetismo que nos atrae hacia la obra y que en muchas ocasiones no se trata más que de una argucia comercial del avispado editor de turno. ¿Puede aportar algo más una novela fruto de unos acontecimientos vividos que la novela puramente inventada? Tal vez si o tal vez no, pero en estos casos pienso en aquello de La realidad supera ampliamente a la ficción y ya no queda más remedio que sumergirse en su lectura. Y el editor de turno lo sabe.


Esto es lo que le ocurre a esta novela, El enamorado de la Osa Mayor, escrita por un contrabandista polaco que después de muchos años traficando en la frontera con la antigua URSS, es detenido y condenado a 30 años de cárcel. Sin formación ni experiencia literaria previa, solicita papel y lápiz como muchos de sus compañeros de cautiverio y, desde su celda, comienza a contar al mundo su peculiar historia. La gran diferencia es que de esas notas sale una de las novelas biográficas más interesantes del siglo XX. Se trata de Sergiusz Piasecki, escritor por casualidad y luchador por necesidad.

En esta historia no sólo hay contrabando, frontera y mercancías. Eso es sólo el marco que encuadra la historia. Los contrabandistas son también seres humanos que sufren, padecen, aman, odian y se protegen. En sus incursiones por la frontera pasan frío, miedo, hambre, algunos mueren y muchos ganan bastante dinero. Se estafan entre ellos y roban a los mercaderes para los que trafican. Algunos se erigen en líderes de la frontera y nada pasa de un lado a otro sin su consentimiento. Es una forma de vida arriesgada e insegura, pero para el que la prueba le resulta casi imposible abandonarla, a no ser que sea detenido o muerto. Y todo con una regla básica y fundamental, no soltar jamás la portadera con la mercancía: si te pillan sin ella te acusan de espionaje y estás sentenciado a muerte. Si te pillan con ella te acusan de contrabando y te meten hasta 30 años entre rejas. La diferencia es clara.

En el libro también se habla de amor. En medio de la rudeza provocada por la frontera y sus trasiegos de materiales y vidas, también hay espacio para la ternura, el amor y los celos. Hay matrimonios que contrabandean juntos. Están las fieles esposas que esperan a sus maridos en casa. Hay mujeres que sirven de enlace o vigía. Y nuestro protagonista se enamora de dos chicas durante su etapa de contrabandista, una matutera que le ofrece una vida juntos que él rechaza y la hermana de un jefe, inalcanzable, hermosa, fría y tal vez, demasiado calculadora. Una relación es tranquila y armoniosa. La otra tormentosa y despiadada.

También incluye esta intensa biografía una etapa de prófugo de la justicia, donde el protagonista se ve obligado a vivir en medio del bosque en estado semisalvaje. Su sustento depende de robar a otros contrabandistas y hacerse dueño de los pasos francos para el contrabando.

En definitiva es un libro que lo tiene todo y todo es real. Resulta ameno e interesante y yo lo he disfrutado mucho y en ningún momento se me ha hecho pesado. Mantiene el interés a lo largo de cada una de sus páginas y a pesar de su volumen, aún te quedas con ganas de más.

Aquí todo el mundo aparenta algo, desempeña algún papel en una gran farsa, en una comedia, actúa en casa y fuera de ella. Aquí, las mujeres camuflan sus cuerpos contrahechos.

sábado, 16 de enero de 2016

Nos vemos allá arriba

Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra

El final de la Primera Guerra Mundial, llamada históricamente La Gran Guerra, marca el inicio de esta novela de soldados. Pero no son soldados que hacen una guerra, sino soldados que acaban una guerra y deben volver a ser personas e intentar despojarse del horror que han vivido y que han sentido en sus propios cuerpos. Misión imposible. Para ellos y para miles de seres humanos que debieron pasar y enfrentarse a unas situaciones para las que nuestro entendimiento nunca estará preparado. Pierre Lamaitre, escritor francés consagrado, sorprende al mundo con esta aguda visión de la naturaleza humana, capaz de lo mejor y de lo más mezquino. Y todo ello contado con mucha sensibilidad y habilidad narrativa.

El azar de un último ataque desesperado a una colina insignificante para colmar la ambición desmedida de un oficial sin escrúpulos, une a nuestros dos protagonistas en una historia sin igual. Cuando parecía que todo estaba acabado, ambos salvan la vida de milagro y sus vidas quedan irremisiblemente unidas para siempre. Y unidas por los homenajes que toda Francia se dispone a dar a sus muertos, donde algunos intentarán sacar tajada de la desgracia y del noble afán de recordar a los que lucharon y cayeron por la patria.


No es fácil hablar de este libro sin revelar nada realmente importante de la historia. Y no es esa mi intanción ni mucho menos. Tan sólo animar a leer un libro que me parece que merece mucho la pena. Y no sólo porque lo diga yo, sino que la crítica y el público en general así lo avalan. En Francia se ha convertido en un auténtico fenómeno editorial.

Sí puede decirse que la historia resulta entrañable, y en ocasiones desgarradora. Describe de una manera profunda y tierna la personalidad de cada uno de los protagonistas. Ambos son seres solitarios y marcados por la guerra, pero tanto por sus orígenes como por su personalidad y cualidades, completamente distintos. Su relación tampoco resulta fácil en ningún momento. Y tal vez todas las peculiaridades que conlleva hacen del libro y de la historia algo extraordinario.

Pierre Lamaitre

jueves, 31 de diciembre de 2015

Doce uvas con Doce libros (VIII)



Otro año más con las recomendaciones de año nuevo, cargadas de ilusión, felices horas de lecturas y grandes obras que disfrutar en el 2016 que ahora comienza.

1.- El balcón de invierno: La nueva novela del escritor extremeño Luis Landero, según las diversas entrevistas que he leído, promete ser la más sincera y profunda de un autor que siempre me ha gustado. Es muy difícil que ahora me vaya a defraudar. Se trata de un libro autobiográfico, donde todo lo que se cuenta es verdad. Aquí no hay nada de mentiras, como reconoce el propio autor "reñido con la literatura, saturado de ficción". En este libro reinvidica su derecho a contar su historia.




2.- Morador del asfalto: Escrito por el incansable viajero y motero coruñés, Fabián C. Barrio nos conduce encima de su motocicleta por esta apasionante vuelta al mundo en su apodada moto FEFA. Viajar sin salir de nuestro cómodo sofá. En el libro se narran dos viajes distintos: el que realizó de Madrid a Nepal, bautizado como proyecto Suraj y el que le llevó a recorrer 25000 kilómetros de América Latina para llevar hasta sus rincones más recónditos la magia del cine y que se conoce como La Ruta Mainumbí. Apasionante lectura de aventuras para los amantes de las dos ruedas y para los que no.


3.- Tras la pista del mítico Cabo Norte: Escrito por José Pedro Rollizo Acedo. Seguimos con los viajes en moto, aunque este más doméstico. Trata de la aventura de cuatro amigos que cumplen su sueño de ir al mítico Cabo Norte, el punto más septentrional al que se puede acceder en motocicleta. En el libro nos cuentan la planificación del viaje, el viaje en sí, los problemas surgidos, la reflexión postviaje,... Debe ser muy interesante y me pica la curiosidad por si algún día este sueño también se convierte en realidad para mi.

4.- Neuromitos en educación (El aprendizaje desde la neurociencia).- Este curso te cambiará la vida, me dijeron. Me hablaban del curso "Neurociencia e intelegencia emocional en educación", impartido por Marta Ligioiz. Así que yo me apunté a hacerlo con la mayor ilusión....y no me defraudó en absoluto. He descubierto un campo increíble en la neurociencia y la inteligencia emocional. Saber usar nuestro poderoso cerebro puede hacernos la vida mucho más gratificante a nosotros y a los que nos rodean. Este libro se centra en la neurociencia aplicada a la educación y creo que empieza a apasionarme este mundo.


5.- Alex: Escrita por Pierre Lemaitre. Trata de una hermosa mujer de treinta y cinco años que es secuestrada y recluída de una manera un tanto particular. Este hecho conecta con su pasado de algún modo, pero ¿cómo? Por diversas opiniones leídas la novela es muy explícita en algunos pasajes, con escenas que nos lo harán pasar realmente mal. Puede que esto sea un acicate para leerla o tal vez para plantearse seriamente si merece la pena pasar un mal rato con su lectura. Ya veremos....



6.- El enamorado de la Osa Mayor: Escrito por Sergiusz Piasecki (1901-1964). Este libro resulta interesante no sólo por su calidad narrativa, que la tiene y mucha según los comentarios generalizados que de él hacen, sino por la sorprendente historia que tiene su autor. Fue encarcelado y condenado a pena de muerte por actividades como traficante y espía. En la cárcel pidió material de escritura y escribió esta obra maestra sin ningún tipo de formación literaria previa. Sólo por esto debe merecer la pena leer esta novela. También nos permitirá descubrir la vida de los contrabandistas de la Polonia y la antigua Unión Soviética, donde no todo era de color de rosa.


7.- Vivir es un asunto urgente: Escrito por el doctor Mario Alonso Puig. Entre las lecturas recomendadas no podía faltar una bocanada de aire fresco, de alegría, positivismo y ganas de vivir la vida. Todo esto y más es lo que nos propone el autor en esta obra que se está convirtiendo en un auténtico éxito de ventas en nuestras librerías. En cierta manera conecta con la neurociencia y la capacidad oculta que todos tenemos para modificar voluntariamente nuestras emociones y encaminarlas a tener una existencia plena y gratificante.




8.- A Pulso: cuenta la historia de superación de Javier Gómez Noya. Escrito por los periodistas Paulo Alonso y Antón Bruquetas y de "Roca Editorial", narra la historia de superación del triatleta español Javier Gómez Noya, actual pentacampeón del mundo y actual subcampeón olímpico de su especialidad. La obra, con prólogo del periodista Manuel Jabois y epílogo del extriatleta australiano Chris McCormack, desarrolla a través de once capítulos el relato de forma biográfica del deportistas gallego y como fue capaz de superar una anomalía cardíaca para convertirse en uno de los mejores de todos los tiempos, en el deporte más exigente.


9. "A esa edad teníamos dos opciones: dar la vuelta al mundo o madurar. Madurar en nuestra sociedad es abonarse a la cobardía de no tener más ambición que la de una vida cómoda. Significa enterrar pensamientos revolucionarios, dejar atrás locuras juveniles y aceptar la vida tal como es" (Fragmento del libro) En un mundo donde cada vez hay menos margen para soñar, llevar una vida intrascendente es tan sencillo como dejarse arrastrar por la rutina y aceptar que de nuestra existencia no hay que esperar grandes cosas. A no ser que un día, cansados de tanta mediocridad nazca en nosotros el imperioso deseo de convertir en realidad todos aquellos sueños que se vieron truncados cuando alguien nos convenció de que la vida no era como la imaginábamos. 

10. El autor del bestseller, "El bolígrafo de gel verde", vuelve con una novela que se convertirá, sin duda, en el libro de la temporada, al menos en mis lecturas "obligadas" del próximo año. "El regalo", de Eloy Moreno, nos presenta esta vez una historia divertida y emocionante que marcará un antes y un después en la vida de los lectores. Una novela que habla de lugares especiales, que nos hacen sentir, emocionarnos, que forman parte de nuestra vida. Lugares que no pasarán desapercibidos y una historia que cambia el rumbo de las cosas. Un libro que no puedes perderte, el autor lo define como "su regalo para todos los lectores".


11. Miguel Chamorro de Saro, nos presenta su libro "La preparación futbolística desde la incertidumbre", en el que no muestra cómo muchos de los métodos que los entrenadores pretenden integrar en el juego, ya que están integrados inherentemente por la participación de los verdaderos protagonistas de este deporte: los jugadores. Miguel Chamorro, actualmente preparador físico y recuperador del Algecires CF, trata la multitud de temáticas desde las que los entrenadores intentan orgtanizar su trabajo, sin dejarse humillar por la ciencia. Subraya en cada capítulo al futbolista, y su potencial para relacionarse, como punto de partida. Un libro que como el propio autor describe: "nace por amor y pasión al fútbol", será una de las lecturas esperadas para este nuevo año.

Psecretomodeloextraviada12.- El secreto de la modelo extraviada, de Eduardo Mendoza. Vuelve el loco detective de el laberinto de la cripta embrujada, el laberinto de las aceitunas y el enredo de la bolsa y la vida. Esto es sinónimo de horas de risas, diversión y buenos ratos, a los que ya nos tiene acostumbrados el autor. Ahora se enfrasca en resolver un caso cerrado hace 20 años, pero no hay nada que a este incansable investigador se le resista. Ha sido uno de los grandes éxitos del año que acaba y por tanto de lectura obligatoria para los buenos aficionados a la narrativa nacional.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Los viajes de Júpiter

El viaje son las interrupciones. Ted Simon

Veo la totalidad de África en una sola visión, como si fuera la luz de un relámpago.


Un periodista inglés dispuesto a dar la vuelta al mundo en una moto Triumph Tiger 500 durante cuatro años, vagando por continentes, desiertos, selvas, ciudades, países y conociendo gentes y costumbres de lo más diversas y variopintas. ¿Se puede encontrar una aventura más interesante que realizar en la vida? Tal vez sí o seguramente no, pero ha sido casi mágico sumergirme en la lectura de este libro de Ted Simon y viajar desde mi cómodo sofá por el resto del planeta. Por supuesto no ha sido un viaje cómodo ni placentero. Las penurias han estado a la orden del día. Incluso en más de una ocasión ha sido la vida la que ha estado en juego. Pero la conclusión más importante al acabar la lectura es ver como el autor supo adaptarse a cada situación y sacar lo mejor de sí mismo y de los demás para enriquecerse como persona.
 

El libro se divide en 8 capítulos en los que se narran los preparativos, el comienzo del viaje y a continuación cada uno de los continentes que atraviesa: África, Caerse, levantarse, América, Australia y Malasia, India, para acabar con el capítulo final de conclusiones y emociones por la llegada a CASA.

El viaje se realiza entre 1973 y 1977. En total Ted recorrió 126.000 kilómetros. Incluye algunos trayectos que realizó en barco (al atravesar los océanos) y algún trayecto de ida y vuelta en avión. Una vez concluído el viaje, tardó mas de un año en ser capaz de ponerse a escribir todo lo que había vivido en esos 4 años. La primera edición del libro data de 1979, pero el que yo he leído es una edición revisada por el autor en 1996, donde se incluyen algunas fotografías de las miles que hizo el autor. En 2013 se lanzó una edición conmemorativa de los 40 años del inicio del viaje, que incluye artículos de prensa sobre el viaje escritos por el propio Ted Simon o por otros periodístas de la época narrando sus aventuras. Y una pegatina.

Escribió algún libro más sobre el viaje que intentó repetir a la edad de 70 años, como Los sueños de Júpiter, y recorrió el mundo otra vez, aunque en esta ocasión dando conferencias y charlas sobre su aventura.

Ted Simon en Londres
Este libro está considerado como la verdadera biblia de los viajes en moto. Y yo añadiría que de los viajes en general. Y no sólo por la magnitud del viaje que se realiza, sino por el transfondo personal y filósofico que desprende el autor en sus páginas. Es interesante leer las descripciones de los lugares por los que atraviesa, pero el verdadero valor del libro está en lo que el autor siente en cada momento y lo que experimenta en su interacción con los diferentes habitantes de zonas, muchas veces remotas, en todo lo ancho y largo de nuestro planeta.

Alforjas de cuero recién estrenadas
Una de las más celebres frases pronunciadas por Ted fue: "El viaje son las interrupciones". Y así lo describe en su libro. Lo importante no es llegar al destino, sino disfrutar y asimilar el camino en todas sus dimensiones. Bien sea voluntariamente o involuntariamente, como cuando en Brasil paso dos meses retenido y parte de ese tiempo en la cárcel. Allí pensó que moriría asesinado a manos de los funcionarios de prisiones, pero salió airoso y con una visión del mundo completamente renovada.

También se enamoró en Norteamérica y pensó dejarlo todo por ese amor. Pero ese amor tuvo sentido en ese instante y en esas circunstancias. Así podría seguir enumerando interrupciones que hicieron grande un viaje de leyenda.
 
La moto en el museo
Sólo me resta añadir una recomendación final que aparece en la contraportada del libro: ¡Atención! A causa de este libro hombres y mujeres han abandonado sus trabajos para tomar la carretera. Durante treinta años ha cambiado muchas vidas. Podría cambiar la suya. 

No sé si la mía la ha cambiado mucho, pero ahora cada vez que salgo con la moto a dar una vuelta, la disfruto mucho más. ¡Gracias Ted!

Trayecto recorrido por Ted Simon



Me gustaría mucho ser Júpiter, si no es demasiado tarde.

lunes, 10 de agosto de 2015

Kompressor

Un alemán debe ganar en la Isla de Man con una máquina alemana. Adolf Hitler

Una guerra que se anuncia a voz en grito. Un país que quiere la supremacía absoluta de su raza. Un campeonato motociclísta legendario, el Tourist Trophy de la Isla de Man. Dos alemanes y dos motos alemanas que intentarán asaltar el suelo británico... La trama está servida y la apasionante historia escrita por el polifacético escritor, ingeniero, poeta y profesor norteamericano Timothy Carl comienza así.

Los ingleses llevan años dominando el motociclismo mundial. Y la carrera que representa el máximo exponente de la competición motociclista es el Tourist Trophy, que se celebra cada año en la Isla de Man. La potente industria alemana del motor no puede permitir esa superioridad británica y embarca a sus dos mejores pilotos y a la fábrica BMW en la ardua tarea de ganar el campeonato a toda costa y cueste lo que cueste. El honor y la supremacía física e intelectual de la raza aria están en juego.

BMW en plena carrera en el TT
La vida de los pilotos que aparecen en el libro durante los años 40 está alejado del glamour que envuelve hoy en día el mundo de las motos de competición. Sirva como ejemplo que nuestro protagonista se gana la vida como cartero y es llamado para pilotar la BMW estando en su servicio de reparto de cartas. A partir de ahí viene la vorágine de visitar la fábrica BMW, entender como funciona la moto y entrenar con su compañero Karl para dominarlas completamente. Ambos llevan motos idénticas y son los mejores, así que sólo cabe esperar una aplastante victoria en territorio británico.

Logotipo de la legendaria TT
Viaje a la Isla de Man, nervios por la competición y compañerismo entre ambos pilotos por conseguir un objetivo común. En la isla británica la relación con los pilotos ingleses y los habitante y aficionados no va a ser siempre fácil, pero se encuentran almas gemelas en cualquier parte del mundo que hacen más llevaderas las largas estancias alejados del hogar. Y nada más debo contar sin desvelar los secreto que hacen grande este libro de motos y de historia. Aunque la terrible segunda guerra mundial, el odio y los enfrentamientos se entremezclaran con el puro carácter deportivo de dos pilotos que sólo entienden de motos y de ir muy deprisa con ellas.

Otra vez la editorial Macadán, especializada en literatura de motor, nos sorprende con una pequeña joya literaria. Ya pudimos comprobarlo con "Los entusiastas" de Arturo Borja que ya comentamos en opinaRed. Y en esta ocasión la edición vuelve a estar perfectamente cuidada. Un libro que merece la pena leer y tener en papel para disfrutarlo el doble. Es encomiable la labor que realizan desde esta pequeña editorial y desde opinaRed todo nuestro ánimo y aliento a seguir con esta magnífica labor.

sábado, 1 de agosto de 2015

Horologium

Viviré siempre con la culpa, pero aprenderé a hacerlo y ser feliz. Tengo que perdonarme.


Este es el título de la novela de Rosa Agudo que ha sido galardonada con el Premio Desnivel de literatura de montaña en el año 2014. Horologium es el nombre en latín de la constelación del reloj, poco conocida en el hemisferio norte pues resulta invisible desde nuestras latitudes. En cualquier caso resulta un título original para una novela y del que sólo comprenderemos su justificación si aguantamos su lectura hasta las últimas páginas.

Constelación del Reloj
La novela nos narra la historia de un chico argentino Álex afincado en España y con una personalidad compleja y solitaria. Le gusta la escalada y esta inmerso en una relación sentimental que corta y retoma, mientras su experiencia vital se complica y se aclara por momentos. Él, Alex, es el protagonista principal de la historia y en torno al que giran todas las otras tramas que de una u otra manera le afectan. Aunque también resulta relevante la visión que de la relación con Alex nos da su pareja, Jimena, actor secundario pero fundamental para comprender los desvaríos que va sufriendo Alex.


Es una historia de amor pura y dura, aunque algo enredada y de difícil comprensión hasta el último tercio de la misma. Puede que ahí radique su originalidad, pero resulta molesto ir leyendo historias y reacciones de los personajes sin comprender muy bien la relación que tienen con la trama general. Yo esta novela la calificaría de romántica, salvo por los últimos capítulos donde la escalada toma protagonismo en la historia y le da sentido al argumento. Pero a mi se me ha hecho pesada hasta llegar a ese final. El tiempo es recurrente, visto desde varios personajes con historias entrecruzadas. La historia no avanza y cuesta ir entendiendo que pasa y porqué. 

Para complicarlo todo un poco más, tenemos la historia pasada de Juan, compañero póstumo de Alex, al que acompañaba en sus escladas. Su vida se cruza ante nosotros intentando buscar paralelismos con la propia vida de Álex. Tal vez resulta un poco forzado.

Este premio para mi gusto está derivando en historias psicológicas, románticas y cada vez menos en historias de montañas y montañeros. Desde Huída al Tibet (Premio Desnivel 2011), los argumentos se centran más en los pensamientos de los personajes que en la verdadera historia de montaña, que pasa a ser sólo un accesorio para justificar la participación en un certamen en el que se supone que la protagonista por escelencia debe ser la montaña.


Puede que sea demasiado purista, pero cuando compro un libro de montaña quiero que la montaña sea la protagonista de la historia y que los personajes me cuenten lo que sienten, sufren o piensan en la increíble aventura que supone escalar una montaña. Aunque las relaciones personales formenparte de la trama. Como hecho de menos una relectura del grandiso Mal de altura, de John Krakauer. Para mi ese es el máximo exponente de la literatura de montaña y no estas historias muchas veces ñoñas en que se está convirtiendo el Premio Desnivel de Literatura.

Me parece justo añadir a este post la explicación que la autora da de su propio libro y como justifica la presencia de la escalada y cuál es el tema principal que guía toda la composición.