lunes, 25 de septiembre de 2017

Fregenal de la Sierra, una experiencia de escuela en libertad

Hay que hacer del niño un verdadero niño en cuanto no podrá surgir un adulto maduro de un ser que no ha tenido infancia

Josefa Martín Luengo, maestra y directora durante un tiempo, concretamente un curso y medio, de la Escuela Hogar Nertóbriga de Fregenal de la Sierra, lleva a cabo durante dos trimestres una experiencia de lo que ella denomina escuela en libertad. Consiste en que los alumnos sean responsables de su formación y de su convivencia en el centro, aboliendo las normas y los condicionantes de los adultos. Cada niño come cuando le apetece, estudia cuando quiere, va a la escuela si de verdad lo desea,... pero siendo siempre consciente de las decisiones que toma en cada momento.

Para la época en que se desarrolló (curso 1973-1974) y el tipo de alumnado al que iba dirigido, chicos de familias de labradores que vivían en el campo y no tenían casi ningún contacto con la civilización, resultó ser una experiencia muy arriesgada. Pero Pepita, como se la conocía cariñosamente, lo tenía claro. El alumno debía tener libertad para aprender aquello que le apetecía y dar lo mejor de sí mismo centrándose en sus gustos y sus necesidades. Y no improvisaba nada. Había leído cientos de libros sobre pedagogía de autores con un prestigio contrastado y sentía que esa que ahora tomaba era la dirección que debía llevar la educación en nuestro país recién salido de las constricciones de una férrea dictadura.

Para llevar a cabo esta experiencia de escuela en libertad contaba con el apoyo de casi todo su equipo de maestros y, por supuesto, con el visto bueno de la inspección educativa de Badajoz. Pero desgraciadamente para ella no supo o no pudo convencer a los padres, escandalizados por lo que se contaba que ocurría dentro de la escuela. También encontró al enemigo dentro de su equipo, pues la administradora del centro tampoco aprobaba sus métodos y predispuso a la inspección en contra del proyecto.

El resultado final fue el esperado, Pepita fue destituida y trasladada forzosamente a otro centro de la zona y la administradora se hizo cargo de la dirección volviendo a los métodos y autoridad tradicionales. Deberían pasar muchos años para que ese sueño de escuela en libertad comenzara a hacerse realidad muy poco a poco en un proceso que se va implantando en las aulas muy despacio.

En este libro a modo de diario recoge todos los detalles que van aconteciendo en la escuela así como sus reflexiones y posibles soluciones a los problemas planteados.  Las reuniones con padres, con inspección, asambleas con alumnos, reuniones con compañeros,...

Pepita no paró en su empeño y siguió trabajando por la escuela en la que creía, escribió libros, colaboró en revistas, fundó las escuelas anarquistas y murió dejando un legado y unos fieles seguidores para dar continuidad a un proyecto que ella intentó en un momento inapropiado de nuestra historia.

Que estas humildes líneas sirvan de homenaje y gratitud a esta mujer excepcional y cabal que luchó por lo que más quería: la escuela y sus alumnos.



Que tristeza más profunda anidó en lo más profundo de nuestro ser personas! Y que vergüenza, y que miedo, y que oscuridad...!

lunes, 31 de julio de 2017

LO QUE TE DIRÉ CUANDO TE VUELVA A VER

"Las promesas se las lleva el viento, debemos evitar que sople"

En "Lo que te diré cuando te vuelva a ver", Albert Espinosa construye un relato en el que un padre y un hijo emprenden juntos una búsqueda desesperada y valiente que llevará a los protagonistas a enfrentarse con su pasado. Una novel que atrapa, llena de valentía y acción, que emocionará por su original estilo, y que sorprenderá al lector por los giros inesperados de una trama única, como ya nos tiene acostumbrados este escritor.
Supe que leería este libro en cuanto me enteré que se publicaba en marzo de 2017, ya que, como es bien sabido soy un lector incondicional de Albert Espinosa. Todo lo que escribe me atrapa, toca mis sentimientos y hace que me sienta identificado con cada una de las palabras de sus novelas y demás escritos. Siempre comento que creo que este autor me "engancha", porque describe de forma maravillosa, cosas y aspectos que yo también he pensado, creo que esta es la conexión especial que me une a él y que hace que me maravillen su lecturas.
Tratando de hacer una reseña de este libro sin hacer spoiler tan solo diré que se trata de la historia de un padre y un hijo (relación bastante recurrente en novelas anteriores del mismo autor), que deciden emprender una búsqueda juntos que acabará arrastrándoles al pasado, pero que también les hará ver el futuro con otros ojos. Será pues, un viaje que les cambiará, pero que también hará que se encuentren consigo mismos y aprendan lo que de verdad es importante.

"Puedes matarte por alguien, darle tu amor y si luego fallas una vez o no estás a la altura, entonces la gente te mide igual que a un jugador o un deportista ante su última copa o competición. Vales lo de tu última acción. El background se olvida. Debería estar penado no tener memoria emocional"

De nuevo el autor consigue hacerte partícipe de la historia, conectar con los personajes de forma casi personal, con la impresión de conocerlos con anterioridad, compartiendo sentimientos, algo que es la especialidad de este autor. Te hace sentir un personaje más de sus novelas, para mí, algo que hace de forma magistral.


Lo que más me ha gustado de esta nueva novela es, una vez más, las enseñanzas que se pueden extraer de ella, aplicables a cualquier ámbito y aspecto de la vida diaria. Reflexionar, como piedra angular, es lo que consigue este autor siempre que me acerco a una de sus lectura, reflexionar y pensar...¿se puede pedir algo más de una novela? Al mismo tiempo, se tratan en ella diversos temas como la eutanasia, el cáncer, parkinson, esquizofrenia, abusos, malos tratos, muerte...que dicho así puede resultar negativo a la hora de su lectura, pero que de nuevo Albert los toca todos, consiguiendo que el lector se concience y empatice con cada uno de los personajes y los "problemas" que arrastran. Así que la mayoría de los temas tratados están justificados dentro de la propia trama y consiguen engrandecer la historia.
La nueva novela de Albert, vuelve a introducirte en su particular mundo a través de un relato único, cargado de emoción y vida. No te dejará indiferente y te ayudará a combatir el miedo a tener miedos.


"La verdadera felicidad consiste en dormir sin miedo y despertar sin angustia"

En resumen, una vez más, gracias a Albert Espinosa por seguir creando historias que transmiten vida a pesar de tratar temas que parecen indicar todo lo contrario.

lunes, 3 de julio de 2017

EL MUNDO AZUL. AMA TU CAOS

"Se ha de latir fuerte para que el mundo sepa que existes"



"El mundo azul. Ama tu caos" es la nueva novela de Albert Espinosa; una historia que enlaza con "El mundo amarillo" y "Pulseras rojas"y con la que cierra una trilogía de colores que hablan de vida, de lucha y de muerte. Espinosa nos introduce en una narración de aventuras y emociones sobre un grupo de jóvenes que se enfrentan a un gran reto: rebelarse contra un mundo que trata de ordenar su caos. A través de cinco personajes, una isal y una búsqueda incesante por vivir, el autor vuelve a introducirnos en su particular universo con con una historia que se desarrolla en un mundo onírico y fantástico, con un arranque contundente y un desenlace esperanzador y lleno de luz. Es un libro provocador que nos invita a cambiar cosas de nosotros mismos y del mundo en el que vivimos. 


"Esta es mi mejor novela porque condensa todos los temas de los que siempre he deseado hablar y con unos personajes que creo que resumen bastante las carencias y las virtudes de este mundo." Albert Espinosa

Después de cinco años hospitalizado, un joven huérfano recibe la noticia de que le queda muy poco tiempo de vida. Tras golpear al médico y rechazar los medicamentos que una enfermera le ofrece, se escapa del edificio.
Se dirige al Grand Hotel, institución de la que le han hablado otros enfermos, donde puede ir a pasar sus últimos días de vida. Tras llamar a un número de teléfono recibe instrucciones. Debe subirse a un avión para iniciar el viaje.
En el aeropuerto le recoge un chico de diez años en un descapotable amarillo...


Esperanzador y positivo, como otros libros del autor, en este reivindica aprovechar al máximo la vida y vivirla. No importa de cuanto tiempo dispongamos, se trata de aprovechar hasta el último segundo. 
No existen en esta novela personajes descritos a conciencia que aspiren a ser memorables, ni siquiera una trama bien hilada, sino que prima el mensaje, por lo que sólo resulta recomendable para sus incondicionales, entre los que me hallo. Repite su particular filosofía, sencilla, y no exenta de valor para quienes la busquen.
Si bien considero que es un libro con historias "duras" y "sensibles" en cuanto a las experiencias de cada uno de los personajes que lo componen, su lectura, como es habitual en el autor, se hace sencilla y tremendamente adictiva. Como siempre digo de Albert Espinosa, no hace libros exactamente de autoayuda, pero su lectura ayuda..., ayuda a vivir en general. No te dice cómo vivir, ni cómo enfrentar un problema concreto como puede ser el temor a la muerte, él "solo" te cuenta cómo lo afrontan los distintos personajes de sus historias, y es el propio lector quien saca sus conclusiones. De nuevo consigue crear una trama genial, impactante y cautivadora. En ella, se nos invita a amar lo que somos, a amar nuestro propio caos e invitar al resto a que lo amen sin intentar cambiar nada, solo así, tal cual somos nosotros y son ellos.

"Cuando alguien no te entienda, dile: "no importa, ama mi caos". El caos es lo que te hace diferente, lo que la gente no entiende de ti o lo que desea que cambies, cuando en realidad has de amarlo. Y no sólo eso, después de amarlo, tienes que agrandarlo"

domingo, 23 de abril de 2017

FELIZ DÍA DEL LIBRO


Gracias a los libros que he leído me he reído, me he enfadado, he conocido a personajes maravillosos y a tipos infames, he viajado por los cincos continentes. También me ha hecho soñar despierto, me han regalado todo sin pedir nada a cambio. Y lo que creo más importante de todo, me han hecho pensar. Podría seguir enumerando un montón de cosas más, pero aquí es cuando he pensado que para que veáis por qué doy las gracias a los libros es porque entre otras cosas gracias a ellos he vivido estas magníficas experiencias:

  • Fui número 1 de la ATP y gané los cuatro grand slam ("Open" de Andre Agassi) Comentado aquí

  • Sufrí el desagarro que supone una guerra en mis calles, mi ciudad y mi país donde me matan, violan y torturan sin ni siquiera saber por qué ("Siria, el país de las almas rotas" de Javier Espinosa y Mónica Prieto) Comentado aquí 

  • Viajé hasta Toledo para remover toda mi vida ("Lo que encontré bajo el sofá" de Eloy Moreno) Comentado aquí

  • Conduje en moto alrededor del mundo conociendo gentes y sitios maravillosos ("Diario de un nómada" de Miquel Silvestre) Comentado aquí

  • He sido corredor de trail y he estado en las mejores montañas ("Sin fronteras (un corredor en tierra de nadie)" de Vicente García Campo) Comentado aquí

  • Fui jueza y viví un drama personal para dilucidar que es más importante si la fe o la vida ("La ley del menor" de Ian Mcewan) Comentado aquí

  • Pasé mucho frío viajando en moto hasta el punto más septentrional de Europa ("Tras la pista del mítico Cabo Norte" de José Pedro Rollizo) Comentado aquí

  • Viví durante un tiempo en una isla y comencé a valorar la vida ("El regalo" de Eloy Moreno) Comentado aquí

  • Abandoné mis estudios de doctorado para montar un bar en un pueblo de la costa y ser libre ("El sermón sobre la caída de Roma" de Jerome Ferrari) Comentado aquí  

¿Y tú, por qué das gracias a los libros?...



Desde Opinared: GRACIAS A LOS LIBROS 
(23 de abril de 2017)

jueves, 23 de febrero de 2017

El sermón sobre la caída de Roma

Ignoramos, en verdad, qué son los mundos y de qué depende la existencia de los mismos. En algún lugar del universo tal vez esté escrita la misteriosa ley que preside su génesis, su crecimiento y su fin. Pero sabemos esto: para que surja un nuevo mundo primero debe morir un mundo antiguo.

Libro extraño este que nos ofrece el autor francés Jerome Ferrari en el que de una manera magistral combina el sermón que San Agustín dedicó en el año 410 a los afligidos cristianos cuando la imperial ciudad de Roma era conquistada por los bárbaros visigodos venidos de las frías tierras del este y la tragicómica historia familiar de tres generaciones de luchadores incomprendidos. La novela fue galardonada con el premio Goncourt en su edición de 2012, lo que lo lanzó a la fama universal como escritor. La pregunta que ahora me hago es, ¿es la concesión del premio Goncourt sinónimo de calidad y buena literatura?¿O es fruto como tantos otros premios de los intereses culturales, económicos y políticos de unos cuantos capos de las letras? Vamos a intentar descifrarlo en las próximas líneas...

La historia se centra en Mathieu (miembro de la 3ª generación de la saga familiar antes mencionada) y su amigo y compañero de estudios en París, Líbero. Ambos jóvenes, desencanatdos de sus estudios de filosofía y su vida en París, deciden hacerse cargo de un bar en un pueblo de Córcega. Para ello abandonan sus estudios de doctorado, el primero sobre Leibniz y el segundo sobre San Agustín. Es precisamente la profundización en el conocimiento de estos autores y lo absurdo de sus enseñanzas lo que les lleva al drástico cambio de vida. Comienzan así a regentar el bar de pueblo sin pretensiones, creando un universo amable y discreto entre las cuatro paredes del local. La vida idílica que se imaginan al comenzar su aventura va poco a poco torciéndose y complicándose. 


El autor
La elección no siempre acertada de las personas que trabajarán con ellos, las implicaciones emocionales imprevisibles con las camareras, un guitarrista chulesco y bien dotado, gentes del pueblo tímidas y apocadas,... todo esto va entretejiendo una red de falsas amistades y respetos mal entendidos que acaba por estallarle en la cara a todos los protagonistas de la manera más trágica posible.


Vivimos en el mejor de los mundos posibles

Unos saldrán mejor parados que otros, pero la elección de una vida inadecuada los acompañará para siempre.  Al igual que San Agustín en su lecho de muerte donde su fe se tambalea, pensando que tal vez la eternidad no es más que una ilusión.

El sermón sobre la caída de Roma es una excelente novela, con personajes creíbles y complejos y una prosa notable, que a veces se excede en esa voluntad de estilo tan característica de las letras francesas. (El Cultural) 

Coincido, pues, con esta expresión mencionada en El Cultural. Y aunque la novela también la tildaría de extraña, engancha sobre todo a partir del último tercio donde todo se centra en los protagonistas y el desenlace de su situación cada vez más insostenible. 

viernes, 20 de enero de 2017

OPEN

"Odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y sin embargo, sigo jugando porque no tengo alternativa. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, es la esencia de mi vida" (Andre Agassi)

Las memorias de Andre Agassi están escritas por él mismo en colaboración con el premio Pulitzer J.R. Moehringer, quien estuvo conviviendo con Agassi a lo largo de tres años. Se trata de un libro magistral, alejado de esas biografías de deportistas que suelen poblar las estanterías de librerías y que a la hora de leerlas no ofrecen nada más allá. El objetivo de este libro no es encumbrar al tenista a los altares de la historia del tenis. Al contrario, por momentos algunas de sus páginas se acercan más a un espectáculo de flagelación y escarnio público que a un cantar de gesta. Él mismo ha calificado sus memorias como "un colosal accidente de tráfico visto desde distintas perspectivas". Como el que se sienta en un diván, Agassi usa las páginas de sus memorias para mostrar las pesadillas que le han acompañado toda su vida: las ansiedades, los miedos y las obsesiones que conviven como fantasmas en el día a día de un tenista fabricado por un padre autoritario y obsesionado con convertir a su hijo en el número uno del tenis mundial (por este motivo también me parece una lectura sensacional para todo aquel que esté interesado en la educación en valores en el deporte).
Andre es el producto de sus inseguridades, un tipo que va de duro en público, saltándose los protocolos, negándose a vestir de blanco en Wimbledon, pero que en realidad, y gracias a este libro, podemos comprobar que no es más que un niño al que nadie le ha enseñado cómo crecer.

"El odio me pone de rodillas, el amor me pone de pie"


A él tan solo le dijero que su revés cruzado le haría millonario, que no se preocupara de nada más. Conmueve leer pasajes en los que Agassi relata su pavor a enfrentarse a todo lo que le rodea, incluso a enfrentarse al peor rival que conoce: él mismo. A medida que se va avanzando en la lectura de este libro, los interrogantes se suceden ante el carrusel de confesiones que va dejando por el camino el protagonista, confesiones, que al menos en mi caso, no dejaron de sorprenderme y hacer aún más interesante su lectura, y es que no puedes dejar de ponerte en la piel de Agassi y descubrir página a página que detrás del mejor jugador de tenis del mundo se halla un mar de dudas, preguntas sin respuesta y una vida totalmente vacía.
Siendo yo un crío, recuerdo ver partidos de Agassi por la televisión, y en ocasiones había comportamientos del propio tenista que no entendía en absoluto. Tampoco podía comprender porque en algunos torneos demostraba se el mejor jugador de tenis del momento y en otros, sin embargo, no pasaba de ser un jugador totalmente vulgar. Y tras leer Open, he llegado a entender que el juego de Agassi en la pista era el reflejo más fiel de su personalidad fuera de ella.


"Bien, todos sabemos quién fui y lo que gané: los cuatro Grand Slam, la Copa Davis e incluso una medalla olímpica en Atlanta. Pero nadie sabe lo que pasaba por mi cabeza. Bienvenidos al infierno"




Este libro es una invitación a pasar unos días (lo que dure la lectura) por el interior de su cabeza. Del mismo modo que se puede disfrutar del libro de Chaves Nogales sobre Juan Belmonte sin saber nada sobre toros, o de la brutal historia de Robert Enke pese a aborrecer el fútbol, Open es un libro para todo tipo de lector, independientemente del grado de relación que se mantenga con el tenis. En el New York Times, de hecho, se refierieron muy acertadamente a estas memorias como: "la biografía menos deportiva escrita por un deportista". El tenis no es más que el vehículo que transporta al lector a lo largo de cuatrocientas ochenta páginas por los distintos paisajes llenos de contrastes que configuran la compleja personalidad de Andre Agassi. Del desierto de su infancia solitaria en Las Vegas, al esplendor en la hierba de Wimbledon; de los días soleados en la cima de la ATP, a las tormentas de las drogas y las lesiones. Open es la particular escalera de Jacob de Andre Agassi: un continuo descenso a los infiernos seguido de inesperados ascensos a los cielos. Y vuelta a empezar. Una y otra vez. En espiral. Y como paradoja de toda su vida, Andre Agassi nace y se cría en Las Vegas, para tener una vida que es una permanente partida de ruleta, siempre entre la gloria y la perdición.

Todas las opiniones que he podido encontrar en referencia a este libro destacan la mágica lectura que se esconde tras cada una de sus páginas:

"Formidable e hipnótico" (Rosa Montero)
"Inconmensurable" (Albert Espinosa)
"Cuando terminas sientes que amas al protagonista" (Jesús Carrasco)


"La vida es como el tenis, la misma pista en la que sufres tu derrota más severa puede convertirse en el escenario de tu mayor triunfo"

Lean Open. Abran este libro y léanlo. Perdonen la redundancia. Es una verdadera delicia. Gracias a quién me lo regaló, por conocerme tanto...