martes, 14 de diciembre de 2010

El tiempo entre costuras

Siempre que un libro permanece tantas semanas entre los más vendidos de numerosas publicaciones especializadas, a mi me entra la duda de si realmente merece la pena leerlo. Al final llego a la conclusión de que si quiero opinar sobre él no me queda más remedio que leerlo, pero ya lo comienzo con un cierto aire de desconfianza que no favorece para nada una lectura placentera e imparcial.


Con El tiempo entre costuras empecé con este extraño sentimiento, aunque un tanto atenuado por el desconocimiento de su autora María Dueñas. Pero bastaron apenas 20 páginas para darme cuenta de que el libro podía merecer la pena realmente. Página a página se fue confirmando esta primera impresión y mi opinión final es de que se trata de un libro muy bien ambientado, que recrea a unos personajes reales muy bien estudiados y que tiene los ingredientes justos de intriga, aventura, pasión e interés que lo hace muy recomendable para un amplio abanico de gustos literarios.

María Dueñas

Además ofrece una visión distinta de la guerra civil
española. Hasta ahora habíamos vivido la guerra civil en Madrid con Un invierno en Madrid, también en Madrid se ambientó la novela de Javier reverte La batalla de Madrid y en Aragón su novela La batalla del Ebro. En Desaparecidos de Rafael Torres vivimos el drama de los perdedores de la guerra, con Soldados de Salamina de Javier Cercas nos adentramos en la extraña historia sufrida por Sánchez Mazas y no querría dejar de citar La voz dormida de Dulce Chacón y Dientes de leche de Martínez de Pisón. Pero todas ellas ambientadas y con la acción centrada en España.

Personajes del libro

Sin embargo en esta novela gran parte de la trama se desarrolla en Tetuán, al hilo de una joven costurera engañada por un novio sin escrúpulos que la abandona en Marruecos sin dinero y con deudas. Pero esa habilidad con la aguja la hará convertirse en una activa espía de la inteligencia británica, no sin pasar antes por una larga cadena de acontecimientos y sinsabores que marcan una personalidad férrea y decidida.

Tetuán

Para mi este cambio de ubicación le confiere una parte de originalidad y le añade interés a la novela. Otro punto fuerte es el vasto conocimiento de la autora de los personajes de la época, que aperecn en el libro perfectamente retratados. Como conclusión, decir que es un libro que está a la altura de las expectativas creadas y no defraudará a casi nadie.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu análisis, lo estoy leyendo en este momento y me parece una gran novela y además con ese poso histórico que te hace aprender disfrutando de la lectura.

    Espero que no te moleste, pero voy a utilizar la imagen de los personajes que tu muestras, por supuesto nombrando las fuentes.

    A partir de ahora, seguiré tus recomendaciones.

    Un saludo. M.C.

    ResponderEliminar
  2. fernandomaria12:02 p. m.

    Acabo de finalizar la lectura de la obra y me parece sensacional. Lo bien ambientada que está, la perfecta narración y la gran cantidad de documentación que se adquiere a través de sus personajes hacen que "El tiempo entre costuras" cobre un gran valor literario e histórico para comprender mejor aquella parte de la historia de España.
    Un saludo.

    ResponderEliminar