lunes, 12 de marzo de 2012

El Mundo Amarillo

“Si crees en los sueños, ellos se crearán”





(Albert Espinosa, su primera novela, escrita con su habitual humor, ternura y autenticidad)

No es exactamente un libro de autoayuda, pero ayuda. No había leído nada de este autor (Albert Espinosa) hasta que llegó a mis manos este libro, aunque sí es cierto que había visto la película “Cuarta Planta”. El autor es un tipo con “estrella”, un ser al que la vida le concedió la más preciosa de las oportunidades… ganarle la batalla a la muerte. Logró sanar y curarse del cáncer que desde su adolescencia le arrebató oportunidades, dejó en el camino una de sus piernas, un pulmón y parte del hígado, pero, ganó la vida, comprendió otra forma de vivir y ello es lo que trata de explicar en este libro.
Un mundo donde la mayor diversión reside en el descubrimiento de nosotros mismos, al permitirnos descubrir nuestros "amarillos" ...esos seres especiales en nuestra vida que pueden durar un segundo, horas, días, meses, años o toda una vida...la temporalidad pierde importancia ante el aporte benéfico y trascendental de ellos en nuestra existencia. Los seres amarillos los encontraremos entre amigos, entre amores, en desconocidos....podrán convertirse en parte de nuestro patrimonio afectivo o tal vez no, lo cierto es que nos marcarán de alguna manera, nos enseñaran, nos reconfortarán, nos procurarán alivio, paz, seguridad, nos enseñaran la importancia de un abrazo, de un beso, una caricia, nos darán una visión diferente de la vida y permanecerán en nuestra memoria hasta el final de nuestros días aunque ellos ya no estén junto a nosotros. Con “El Mundo Amarillo" reirán, reflexionarán, podrán llorar...no es un libro para la tristeza, es un libro para celebrar cada día la vida, para valorar cada segundo de respiración, para recordar en momentos de caídas, pérdidas... porque la belleza de esta obra es comprender que los aprendizajes adquiridos en momentos difíciles también son valederos y aplicables en los momentos gratos y cálidos de la vida.
Con " El Mundo Amarillo" aprenderán a reconocerse, a decir y llamar las cosas por sus nombres, a ganarle la batalla al miedo, a la muerte, a la pérdida, a la carencia, a ver y reconocer la nobleza y belleza que reside en el ser humano... No quiero concluir sin decirles que Albert afirma que a lo largo de nuestra vida contabilizaremos veintitrés "amarillos"... lean el libro y hagan su lista, tal vez como yo, consigan que entre ellos haya "amarillos más amarillos que otros" y piensen que estos son su verdadero tesoro.


¿Utilizarías si fuera posible la tecla “Deshacer” que tienen los ordenadores, en tu propia vida? Recuerda que hoy eres los errores que cometiste ayer.

2 comentarios:

  1. Anónimo11:48 a. m.

    Gracias por dejarme forma parte de Opinared...JJ8

    ResponderEliminar
  2. De nada. No me gusta mucho este autor, pero después de leer tu reseña puede que me anime a leerlo. Además yo sigo la máxima, si no conoces no puedes criticar. Nos leemos :)

    ResponderEliminar