domingo, 28 de marzo de 2010

El relojero ciego

En este libro Richard Dawkins desmonta de una manera razonada y lógica todos los argumentos esgrimidos por los creacionistas para hacer intervenir a un diseñador inteligente en los procesos naturales. Toda la evolución puede ser explicada sin necesidad de ninguna intervención externa, lo que se llama ciencia, en contraposición de los argumentos creacionistas que necesitan en un determinado momento la fe o la creencia en algo inexplicable, lo que no debe llamarse ciencia.

El autor utiliza diversos resultados de la evolución, como pueden ser la ecolocalización en los murciélagos o el ojo humano, como resultado de un proceso evolutivo perfectamente lógico y al que se ha llegado paso a paso.

A lo largo del libro utiliza ejemplos claros y muy bien explicados, como la cola del pájaro viuda del paraíso, donde se entrecruzan una cola larga que atrae a más hembras y facilita el pareamiento y una cola más corta que significa menos estorbo y mayor supervivencia. Estos dos objetivos luchan para imponerse en una especie como la de este pájaro. Hay múltiples ejemplos que el autor narra de manera sumanete pedagógica.
En otro capítulo del libro, el autor desmonta diversas teorías alternativas a la selección antural de Darwin, como el lamarckismo, las teorías mutacionistas, que sin ser del todo falsas, no explican todo el proceso de la evolución.

Para los interesados en el evolucionismo y la lucha científica contra el creacionismo arcaico y fanático, recomiendo el blog Paleofreak, que lleva muchos años ilustrándonos y entreteniéndonos a partes iguales.

En resumen, como siempre Richard Dawkins sigue siendo muy recomendable, por su claridad en las explicaciones y por la amenidad de sus libros.

1 comentario:

  1. Anónimo7:29 a. m.

    exelente comentario!(: muy específico

    ResponderEliminar